Definir la identidad de tu empresa

Definir la identidad de tu empresa (Parte I)

Para que tu idea de startup tenga la posibilidad de tener éxito,tienes que delimitar una identidad. Pero dicha identidad no se compone solo de un logotipo, sino que deberás tener en cuenta muchas más cosas para definir la identidad de tu empresa.

En primer lugar, debemos definir qué entendemos por identidad de una marca. La identidad engloba tanto el nombre como los elementos que comunican los valores e ideas de la marca.

1. Define tu marca

Lo primero que tienes que hacer para definir la identidad de tu empresa es elegir los aspectos más relacionados con la marca. Para ello, utilizaremos diferentes elementos que te ayudarán a transmitir los valores e ideas que quieres que tenga tu marca.

Nombre

El nombre es una de las primeras elecciones importantes que debes tomar. Será la principal seña para definir la identidad de tu empresa y algo que se mantendrá invariable a lo largo del tiempo.

El nombre debe ser simple, fácil de pronunciar, fácil de recordar y que haga referencia a la profesionalidad de la empresa. Los nombres poco serios darán la sensación de productos de baja calidad y disuadirán a los clientes.

Una buena iniciativa es probar el nombre entre tus amigos y conocidos y preguntarles qué sienten ante él. Si no logran entender a qué se dedica la empresa o les transmite poca fiabilidad, lo más recomendable es cambiarlo antes de empezar.

Por regla general, los nombres de las empresas o los productos son una de las cosas que no debe cambiarse una vez lanzados. En el mejor de los casos tus clientes seguirán usando el nombre antiguo. Mientras que en el peor, se olvidarán de ambos.

Colores

El color es una percepción visual de nuestro cerebro, pero también es una de las herramientas más poderosas que tienes para llamar la atención sobre tu marca y definir la identidad de tu empresa. Por eso, debemos poner mucho cuidado a la hora de elegir los colores que definirán nuestra empresa, no es algo que se pueda dejar al azar; ya que el color es el elemento más recordado de una marca por sus consumidores.

Los colores nos provocan diferentes reacciones, emociones y sentimientos. Por eso, debes hacer que estos transmitan exactamente los valores de los que quieres dotar a tu marca. También deberás tener en cuenta los colores que se utilizan en la industria en la que quieres encuadrarte. Por ejemplo, el verde es usado tradicionalmente en los productos ecológicos.

Es muy importante que integres estos colores en todos los elementos visuales que tengan que ver con tu empresa: página web, tarjetas, cartelees… Es decir, de nada sirve que elijas un color verde para tu logotipo si luego en tu web utilizas fuentes en color rojo.

Logo

El logotipo es una pieza clave de la identidad de tu empresa, ya que permitirá que tus clientes diferencien tus productos y servicios del resto de competidores y recuerden tu marca. Con lo cual, éste también debe transmitir los valores que quieres para tu empresa.

Cualquier forma geométrica puede trasladar una emoción o un valor a los potenciales consumidores. El logotipo perfecto es aquel que, junto con el color, es capaz de definir completamente a tu empresa; sin la necesidad de usar palabras.

La clave de un buen logotipo es que sea simple, ya que así será más fácil de recordar. Otro punto importante es que, a pesar de los colores que hayas elegido inicialmente, pueda representarse en blanco y negro si se da el caso.

Ya que se trata de una parte tan fundamental a la hora de definir la identidad de tu empresa, te recomiendo que recurras a profesionales para su diseño.

Eslogan

El eslogan es una frase breve, fácil de recordar y original que sirve para resumir la identidad de tu empresa. Es un medio muy poderoso para poder atraer a los consumidores y captar su atención. Pero, si no aciertas con su elección, terminará por no causar impacto y distraer la atención del cliente.

A la hora de crear un eslogan debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Frase corta, los expertos recomiendan no exceder las 8 palabras.
  • Fácil de recordar, no deberás usar palabras muy complejas.
  • Su efectividad será mayor si hace sonreír al cliente.
  • Debe identificar claramente tu producto o servicio.
  • Utiliza algunos recursos literarios como la rima o el doble sentido.

No te olvides de que el eslogan debe ir en consonancia con el carácter y los valores que quieres utilizar a la hora de definir la identidad de tu empresa. ¿Qué te ha parecido esta Parte I de la guía para definir la identidad de tu empresa?

Published by

Jose P.

Me llamo José Pedro y tengo 24 años. Mi pasión por el Marketing nace desde que, en el momento de informarme sobre las posibilidades de carreras universitarias, me topé con el grado de Marketing, Comunicación y Dirección de empresas.